Controlar La Ansiedad

La ansiedad se caracteriza por un aumento de las facultades perceptivas y de alerta ante los estímulos normales. Esto es producido por la necesidad fisiológica del organismo de aumentar el nivel de Sustancia Cia nerviosa Controlar La Ansiedad tratamientos u hormonal, que en esos momentos se encuentra por debajo del nivel adecuado, o por el contrario, ante el temor a perder un bien preciado. La ansiedad puede ser crónica o presentarse en algunas etapas de la vida.

La ansiedad tiene una función muy importante relacionada con la supervivencia, junto con el miedo, la ira, la tristeza o la felicidad. En la actualidad se estima que 20.6% o más de la población mundial sufre de algún trastorno de ansiedad, generalmente sin saberlo y con un tratamiento adecuado.

La ansiedad se siente de forma difusa y desagradable, como un vago sentido de aprensión o angustia. Muchas veces no se sabe de dónde viene. Otras veces tiene más relación con lo que podría pasar que con lo que está pasando. Toda la demanda del ambiente que crea un estado de tensión o amenaza y que requiere de un cambio o adaptación provocativa de ansiedad en algunos individuos. La evidencia empírica indica que las personas que sienten que no tienen control de los sucesos más fuertes, más propensas a experimentar trastornos que creen que tienen control sobre esos sucesos (Morris 1997).

La ansiedad no tratada tiene consecuencias físicas y emocionales en la persona. Revisemos algunos de estos síntomas:

Síntomas emocionales: Controlar La Ansiedad tratamientos

  • Miedo.
  • Inseguridad.
  • Pérdida del control real o imaginaria.
  • Dificultades para pensar, falta de concentración, mala memoria etc.
  • Dificultad para tomar decisiones.
  • Pensamientos negativos sobre uno mismo.
  • Pensamientos negativos sobre nuestras acciones o comportamiento ante los otros.
  • Temor y preocupación a que los demás se den cuenta de nuestras dificultades.

Síntomas físicos:

  • Molestias gástricas (dolor, acidez, hinchazón etc).
  • Tensión muscular.
  • Temblores y/o tics nerviosos.
  • Palpitaciones y/o taquicardia.
  • Dificultades respiratorias.
  • Sequedad de boca, dificultades para tragar.
  • Sensación de nudo en la garganta, sensación de ahogo.
  • Dolores de cabeza.
  • Mareos y/o náuseas.

Síntomas conductuales:

  • Evitación de situaciones temidas o quedarse paralizado ante algunas situaciones.
  • Fumar, comer o beber en exceso.
  • Intranquilidad motora (movimientos repetitivos, rascarse, tocarse, etc.).
  • Llanto y/o labilidad emocional.

Las flores de Bach nos permiten mantener el equilibrio emocional, controlar la ansiedad y no vernos afectados por los problemas o reveses de la vida. Al tener emociones más estables, una persona puede evitar que se presente en ella síntomas físicos o emocionales molestos.

El camino de sanación emocional que puede obtener gracias a las flores de Bach, tiene que ver con qué poder aumentar su capacidad natural para manejar sus emociones y planear su vida, resistir sus impulsos y funcionar de una manera flexible y armónica.

Te invitamos entonces a conocer esta excelente forma terapéutica. Si necesitas una terapia con flores de Bach, no dudes en contactarnos al 222 30 42 o al 9 875 11 03, ¡te esperamos!

Más información sobre terapia con Flores de Bach

Solicitar terapia con Flores de Bach