Si quieres contactarte para una Terapia con Flores de Bach, llámanos al teléfono móvil +56 9 9875 1103 de lunes a viernes de 10:00 a 20:00 horas.

Flores de Bach para problemas de conducta en los niños

Es muy probable que tanto padres como profesores no tengan dificultad para observar cuando un niño es “desobediente”. Sin embargo no resulta tan simple delimitar con claridad lo que constituye un acto de desobediencia.

Los episodios de rebeldía pueden formar parte de un desarrollo “normal” del niño en ciertas edades considerándose que un 50% los padres con niños de entre 5 y 6 años dicen que su hijos presentan conductas de desobedecer ordenes o destruir objetos. Este porcentaje va disminuyendo conforme el niño crece.

Entonces nos preguntamos que se considera normal y cuando es necesario pedir orientación profesional para establecer una referencia entre la normalidad y el desequilibrio es necesario tener en cuenta do s aspectos fundamentales: La frecuencia de estas conductas y su gravedad.

Flores de Bach para problemas de conducta en los niños Terapia con Flores de Bach

El cómo tratar a un niño desobediente es motivo de consulta frecuente para un terapeuta de flores de Bach. Y en este sentido las flores actúan como un catalizador que modifica aquellos comportamientos negativos en los niños, de manera gradual pero efectiva. Recordemos que la desobediencia puede ir acompañada o no de otros elementos disruptivos como las rabietas o el negativismo. Hay que evaluar cada situación para tomar las medidas oportunas.

Otros aspectos a considerar para valorar una terapia son: La edad de aparición de dichas conductas, las circunstancias actuales que la provocan y las mantienen, la situación y relación familiar. Siendo esta última la más significativa y de pronto nos encontramos con padres que parecen desentenderse de la conducta de sus propios hijos, sin comprender que no existe terapia que reemplace las relaciones afectivas sanas y la autoridad asertiva.

Es importante también diferenciar si estas actitudes de desobediencia se presentan como elementos aislados, o forman parte de un cuadro más extenso con una mayor incidencia de conductas problemáticas. En éste último caso se debería proceder a un análisis más cuidadoso de las conductas antes de intervenir.

Los invitamos a conocer esta terapia que actúa de manera inocua y que nos abre a la comprensión del mundo infantil, permitiéndonos una mejor relación con nuestros hijos.





También puedes leer: