Depresión

Todos podemos padecer depresión, independiente de nuestra edad, estilo de vida y condición socio económica. Este es un desequilibrio en el que los factores más importantes, entre los que se destacan, nuestras precarias condiciones de vida propias de la “modernidad”. Una vida acelerada que no respeta los ritmos naturales, una vida despersonalizada y autoritaria es una serie de disturbios síquicos que pueden terminar en una depresión.

La depresión es un estado emocional que se caracteriza por tristeza extrema, una percepción de vacío y rechazo, y falta de autoestima. No tiene nada que ver con una tristeza pasajera.Depresión tratamientos

Síntomas físicos de la depresión: muchas veces los pacientes se quejan de un dolor en el pecho que no tiene causas orgánicas. También puede expresarse por trastornos del peso y del apetito. Cefaleas, opresión precordial y distintas sensaciones de machos corporales, como dolores erráticos, por ejemplo.

En muchos casos, la depresión se está expresando a través de sus síntomas somáticos, a través de su cuerpo. La depresión puede estar oculta por los actuales síntomas.

Síntomas psíquicos de la depresión:

  • Humor depresivo: Pesimismo o amargura, desesperanza, tristeza patológica (profunda, abrasadora), hastío de la vida o falta de placer.
  • Aburrimiento o apatía:   cavilaciones obsesivas e indecisión, disminución de la actividad habitual en los trabajos o diversiones, astenia o adinámia (fatiga corporal), insensibilidad a los estímulos externos, falta de concentración de la atención. Pueden llegar a un estado de anestesia afectiva y melancolía.
  • Falta de comunicación: Hay aflicción por cualquier cosa, sensaciones de soledad o aislamiento, irritabilidad, abandono de las lecturas, radio o televisión y descuido en el arreglo personal.
  • Ansiedad: El paciente experimenta una gran desazón, una gran inestabilidad.
  • Insomnio: O se despierta muy temprano o no puede conciliar el sueño. Otras veces hay un estado de hipersomnia (duerme todo el tiempo). El 50 % de las fases depresivas comienzan con un trastorno del sueño.
  • Hipocondría: Su pensamiento está alterado. Imagina tener todas las enfermedades.
  • Trastornos en la esfera sexual: Impotencia en el hombre, frigidez en la mujer, falta de deseo sexual en ambos.

Algunas flores de Bach para tratar la depresión:

Solo a modo de ejemplo, en un frasco para alguien que sufre un cuadro depresivo reciente podemos incluir Gentian y Agrimony entre otras. Es posible también que un paciente con depresión no necesite ninguna de ellas. Nunca olvidemos que se trata de una terapia personalizada.

Depresión tratamientos

Gentian: Flor de la incertidumbre, el pesimismo, el derrotismo y el desaliento, es una flor armonizadora de Plexo Solar, Chakra vinculado en la cultura Ayurvédica al poder o la competencia personal, posee una importante acción antidepresiva. En patrones transpersonales se considera útil en casos en que además hay problemas de insomnio “por la fragilidad” y el fracaso de los mecanismos fisiológicos del sueño, que se expresa también en la conducta reforzadora del “que apuesta de antemano a que no podrá dormir y se queda despierto”.

Agrimonia : La flor Más ansiolítica del Sistema Bach Puede Ser Utilizada Como patrón de Vibración Que Actúa Sobre la angustia internalizada, prescrita también por su USO Como patrón transpersonal, en Toda tortura, “Para Ayudar una cola afloren los Contenidos bloqueados en el inconciente”  y por ser armonizadora del miedo en todas sus expresiones, siempre que pueda equipararse a la ansiedad. Esta flor posee la capacidad para armonizar el chakra y las vías respiratorias, se le atribuye una acción sobre laringe, faringe y garganta.