Si quieres contactarte para una Terapia con Flores de Bach, llámanos al teléfono móvil +56 9 9875 1103 de lunes a viernes de 10:00 a 20:00 horas.

El remedio de rescate y su influencia en los niños

El Remedio Rescate o Rescue remedy probablemente es el remedio de Bach más esencial para tener en casa mientras nuestros niños son pequeños. Tiene interminables usos, y debido a que los niños parecen atraer emergencias de uno u otro tipo, tener el Remedio Rescate en nuestro botiquín será entonces de enorme ayuda.

Al igual que los demás remedios de Bach, el Remedio Rescate es un líquido, y se tomará en agua cuando se lo necesite. La dosis, sin embargo, es de 4 gotas del stock remedy en 30 mililitros de agua, en vez de las 2 acostumbradas.

Un niño que se ha caído y magullado, o que se ha desollado una rodilla, podría, por tanto, recibir unas pocas gotas de Remedio Rescate dándole algo a beber, pues esto aliviará la conmoción y el malestar, pero puede también ser aplicado a la magulladura o desolladura (debe estar diluido, pues de otro modo podría picar), y esto ayudará a aliviar los traumas externos y, a su vez, a aliviar el dolor y el malestar.

El remedio de rescate y su influencia en los niños Terapia con Flores de Bach

La Crema del Remedio de Rescate es mejor para cortes y desolladuras, dado que además contiene Crab Apple que posee importantes propiedades limpiadoras. Constituye un bálsamo curativo muy calmante, y es artículo obligado del botiquín de primeros auxilios, junto con el Remedio Rescate líquido, desde luego.

Nunca se será demasiado cuidadoso en lo que concierne a los niños, y por consiguiente, aunque el Remedio Rescate es, sin duda alguna, inestimable en una emergencia, no suplanta la atención médica, de modo que, si se tiene alguna preocupación, se debe llamar al doctor o realiza una consulta online.

Si ha ocurrido algún accidente más grave, con el resultado, quizá, de que el niño se haya golpeado la cabeza y haya quedado inconsciente, entonces, mientras esperas la llegada de la ambulancia o del doctor, podrá aplicarse el Remedio Rescate a muñecas, sienes, bajo los oídos y alrededor de los labios (el remedio seguirá siendo efectivo aunque no sea realmente ingerido), para confortar y ayudar en el proceso de curación.

En los primeros años de la infancia, cuando el niño aún está aprendiendo a caminar, habrá muchas ocasiones en las que se necesitará el Remedio Rescate: caídas, chichones, magulladuras, etcétera, son cosa corriente. También pequeñas quemaduras y escaldaduras; una taza de café caliente que se vierte, por ejemplo, requerirá algún tipo de medida de primeros auxilios.

El Remedio Rescate diluido en agua, aplicado encima y dejado evaporar permitirá que se enfríe la zona, y ayudará a aliviar la conmoción y el dolor, de modo que la recuperación pueda iniciarse de inmediato. También puede aplicarse la Crema, pero sólo si la quemadura es superficial, y sólo cuando el calor y el dolor iniciales han remitido, pues no es aconsejable poner crema sobre una quemadura reciente. Siempre debería buscarse la atención médica si la quemadura es grave.

La calmante influencia que sobre un niño pequeño tiene el Remedio Rescate puede ser muy sobresaliente. Es, por tanto, sensato llevarlo siempre con nosotros, de modo que siempre esté al alcance de la mano, pues tratándose de niños pequeños, nunca sabemos cuándo vamos a necesitarlo.





También puedes leer: